¿Qué opciones tengo al invertir en una plaza comercial?

En el mundo de las inversiones tenemos una amplia variedad de opciones para distribuir nuestro dinero y obtener altos rendimientos. Tan solo en México contamos con el grupo BMV, plataformas digitales, instrumentos de deuda, bienes raíces, acciones, entre muchas otras para elegir.

Algunos de los principales motivos que nos llevan a tomar la decisión de invertir son heredar un patrimonio para nuestros seres queridos, crear capital para emprender un nuevo negocio, ahorrar para el futuro o simplemente generar riqueza a largo plazo.  Una de las opciones que se adapta para la mayoría de estos motivos son las plazas comerciales. Pero, ¿Cómo puedo invertir en una plaza comercial? ¿Es mejor rentar o comprar? ¿Cómo elijo la mejor?

 

Lo primero que tenemos que considerar al invertir en una plaza comercial es la ubicación. Se recomienda analizar el punto, su potencial, el flujo vehicular, así como la población inmediata que existe alrededor de la propiedad y su nivel socioeconómico. Otros aspectos a considerar son las características del proyecto arquitectónico y hacer un estudio de mercado para valorar si es el lugar ideal para el negocio que se llevará a cabo.

Después de considerar todos estos puntos y haber elegido una es momento de tomar una segunda decisión, comprar o rentar. Expertos en el tema sugieren que el principal factor a considerar para elegir entre una de estas dos opciones es el objetivo que tendrás para el local comercial. A continuación te presentaremos las ventajas y desventajas para ambas opciones:

 

Comprar un local en una plaza comercial.

Dentro de las ventajas se considera la compra como un activo tangible que puede generar plusvalía a largo plazo, los costos son fijos de acuerdo a lo establecido en el contrato de venta sin añadir los incrementos que se les suma a los alquileres cada inicio de año, te genera un ingreso extra al alquilarlo y tienes más libertad si decides venderlo en un futuro.

Por otro lado, las desventajas que podría implicar sería el monto de capital inicial que se requiere para iniciar la compra, la responsabilidad de darle mantenimiento al local y los trámites y obligaciones legales que implica.

Arrendar un local en una plaza comercial.

Las ventajas al considerar esta opción es la flexibilidad de poder colocar tu negocio en diferentes puntos, tener la posibilidad de retirarte relativamente fácil cuando lo desees, además de que no tienes tanta responsabilidad de darle un mantenimiento y no te descapitalizas ya que la inversión inicial es baja.

Las desventajas a considerar para esta opción, es la inversión que se tiene que hacer en adecuaciones, el incremento anual de las rentas, gastos de mantenimiento y el hecho de que no incrementas los activos de tu negocio, ya que, a diferencia de la compra, tendrás que pagar permanentemente un alto monto como renta por un activo que nunca será tuyo.

 

En definitiva, lo óptimo es analizar las necesidades de tu negocio para tomar aquella decisión en base a los resultados esperados en el futuro. Si decides rentar, se recomienda conocer muy bien el contrato establecido. Si por el contrario  decides comprar un local comercial, piensa siempre a largo plazo.

Archivo