Strip malls: de los modelos comerciales más exitosos

En los últimos años el sector inmobiliario ha experimentado un gran crecimiento. Nuevos e innovadores formatos han impulsado a la industria con desarrollos de usos mixtos, residencias inteligentes, entre otros, redefiniendo los proyectos tradicionales que todos conocemos.

Recientemente, numerosas cadenas de venta al por menor se han quedado detrás de modelos emergentes, como el e-commerce, forzando a las empresas a renovarse o retirarse del mercado de manera permanente.

Sin embargo, los expertos están seguros de que los cimientos de la industria inmobiliaria siguen firmes. Los desarrolladores continúan adaptándose a un panorama cambiante, en donde las zonas condensadas de las urbes siguen siendo la mejor opción para iniciar un proyecto comercial.

Y aunque ya hemos hablado del reciente boom de los centros de usos mixtos, es importante resaltar que el formato simplista y económico de los strip malls, sigue siendo una apuesta segura en el sector: de acuerdo a Forbes, es el segundo modelo más exitoso en ventas después de los centros de usos mixtos.

Una de sus ventajas, es la amplia variedad de servicios que albergan en un espacio mucho más accesible que un centro tradicional, facilitando así las visitas express. Todo esto suma un proyecto atractivo para los minoristas que se resisten a los centros comerciales colosales y las compras por internet.

Los inversionistas y desarrolladores de los strip malls sitúan estratégicamente comercios como farmacias o supermercados de tiendas ancla y los complementan con servicios a precios accesibles como: restaurantes, cafés, tiendas de celulares, tintorerías, outlets de ropa, boutiques, etc. Todos muy atractivos para los conductores o peatones que pasan por la zona y cuentan con tiempo limitado.

En parte, el éxito de los strip malls también se debe a la descentralización de los centros médicos como los conocemos, ya que cada vez más servicios especializados como dentistas, fisioterapeutas y dermatólogos, se incorporan a este económico modelo.

De la misma manera, se ha detectado un aumento en la presencia de instituciones financieras como bancos y aseguradoras, así como gimnasios y centros de acondicionamiento físico.

De toda esta información, la más interesante es que estos centros comerciales se han vuelto inmunes al e-commerce. Prueba de ello es la creciente presencia de negocios que venden servicios y no productos en sí, como barberías, estéticas y salones de belleza, los cuales no pueden ser reemplazados por el comercio en línea.

Por otro lado, los restaurantes están para quedarse. Hoy en día, las personas son más conscientes y buscan opciones alimenticias más saludables, por lo que la calidad de la comida ha mejorado en la última década.

Cada vez más, las generaciones emergentes intercambian cocinar en casa por comer fuera, mientras que los supermercados también han respondido a estos cambios en el consumidor al vender comida preparada, para atraer a personas en horarios estratégicos.

La conveniencia es otro punto a favor de los strip malls y una característica que comparten los negocios que se instalan en estos centros. Los operadores responden a la demanda de opciones ‘express’, las cuales son lucrativas para los renteros, ya que se interpretan como contratos de arrendamiento a largo plazo por ser tan exitosas.

De acuerdo a las proyecciones, la popularidad de los strip malls incrementará, siempre y cuando la venta al pormenor se siga transformando. Uno de los nuevos proyectos de LOMA Desarrollos en Culiacán, Plaza Zapata, recrea este exitoso modelo con la finalidad de presentar una oferta comercial accesible a los habitantes de la zona oeste de la ciudad y contribuir a su crecimiento inmobiliario.

 

Archivo